El conocimiento sobre la naturaleza de las alteraciones psicopatológicas y la capacidad para poder detectarlos y establecer las interacciones que pueden presentar entre sí constituye un punto de partida obligado para la comprensión de los distintos cuadros clínicos.

La psicopatología es una disciplina que pretende describir y explicar las conductas desadaptativas, así como los procesos etiológicos subyacentes a las mismas.